Tarot económico fiable, tarot visas economicas. tarot económico por visa. Tarot gratis, videntes.

♥ Videncia económica ♥ Tarot barato ♥ Tarot telefónico ♥ tarot económico por visa ♥ videntes reales ♥ Tarot amor ♥ Videntes de Prestigio ♥ Amares amor ♥ tarot fíable ♥ buenas videntes ♥ videntes de nacimiento ♥ taro ♥ tarot sin gabinete ♥

miércoles, 6 de julio de 2016

Historia de la Magia y la Brujería

tarot barato visa, tarot con visa, tarot económico visa, Una buena tarotista o vidente por teléfono, videncia económica, Historia de la Magia y la Brujería, ungüentos mágicos, lámparas de aceite,

Historia de la Magia y la Brujería, ungüentos mágicos, lámparas de aceite
Las lámparas de aceite ardían como una llama vacilante en la tosca choza. Una mujer de avanzada edad tomó la mano de su cliente. La vidente alzó una botella de cristal y, mientras murmuraba un encantamiento, vertió tinta en la palma extendida del joven. Al mismo tiempo, las llamas danzarinas se reflejaban en el charquito negro, ella le adivinó el futuro.
Hace tiempo que la tinta se utiliza en el arte de la magia. Tal vez su aplicación más útil sea su capacidad para transformar símbolos o imágenes de los objetivos mágicos y darles una forma visible. Tales imágenes son los focos donde se centra la atención en los ritos mágicos con el fin de mover, programar y dirigir hacia fuera la energía personal. La tinta es un instrumento mágico.
Muchos manuales secretos de magia fueron transcritos total o parcialmente en la Edad Media y el Renacimiento. Algunos (unos han sido publicados recientemente, consulte la Bibliografía) contenían secciones dedicadas a la purificación y al “exorcismo” de las tintas. Las tintas eran utilizadas para dibujar símbolos o signos que se creía tenían poder para invocar o expulsar los de seres peligrosos. Por tanto, se creía que era necesario purificar las tintas antes de utilizarlas.
Hoy en día, los usos mágicos de la tinta están casi olvidados, aunque hay quienes todavía echan sortilegios con una supuesta “Tinta de Sangre de Murciélago”. Ciertos magos cuando reciben instrucciones como “dibujar dos corazones y el símbolo de Venus con tinta verde" o “pintar su hogar” agarran un bolígrafo y hacen
una serie de garabatos sobre un papel. Al actuar de este modo, no hacen sino engañarse así mismos en lo referente a su participación en la ceremonia. Muchos de nosotros creamos inciensos y aceites ¿por qué no habríamos de crear tintas también? La primera “tinta” fue quizá carbón de leña; la primera pluma, un palo carbonizado.
Esto también se puede realizar en nuestros días. Sólo tiene que quemar un palo o una rama hasta que el extremo quede reducido a carbón (no a cenizas). Cuando se enfríe puede usar un palo como si fuera un lápiz de carboncillo para dibujar la imagen de su objetivo. Fabrique un carboncillo nuevo para cada ceremonia. Mientras arde y hace el dibujo, visualice su necesidad mágica. Ritos tan primitivos deberían bastar para incrementar su habilidad para impulsar y dirigir su poder personal. Si no producen tal efecto, pruebe a fabricar sus propias tintas mágicas.
Con todas las tintas mágicas hay que usar plumas de ave afiladas o plumillas. Las últimas se adquieren en las papelerías y establecimientos en donde se vende el material de oficina. Practique primero la escritura con plumilla antes de utilizarla con fines mágicos.
Nos han llegado dos recetas de tintas mágicas que proceden de tiempos muy antiguos. Desgraciadamente, son de difícil realización y es posible que no salgan bien. Aquí las tiene, simplemente a título de curiosidad:
TINTA MÁGICA #1
— 10 onzas de agalla de Roble
— 3 onzas de Caparrosa Verde
— 3 onzas de Alumbre de Roca o de Goma Arábiga
Triture todos los ingredientes hasta reducirlos a un polvo muy fino y échelos en un recipiente de barro que haya sido vidriado recientemente. La vasija ha de contener agua procedente de un río. Haga un fuego con ramitas de helecho recogidas la víspera de San Juan, y ramas de parra cortadas una noche de Luna Llena del mes de marzo. Eche algo de papel que no esté manchado a este fuego y coloque la vasija encima. Cuando hierva el agua, la tinta estará lista.
Tintas
TINTA MÁGICA #2
— Olíbano “humo”
— Mirra “humo”
— Agua de Rosas
— Vino Dulce
— Goma Arábiga
Coja el humo del Olíbano y la Mirra (podrá obtenerlo quemando las respectivas gomas y colocando una cuchara sobre las mismas. Consulte la sección sobre negro de humo, a continuación). Mézclelos en una vasija con agua de rosas y un vino de olor dulce. Añada Goma Arábiga en cantidad suficiente para que la mezcla tenga una densidad que permita escribir con ella.
Tales recetas, que datan del siglo XVI o de antes incluso, son unos ejemplos muy buenos de la razón por la cual ya no se fabrica más tinta mágica. Existe una versión simplificada de la segunda receta cuyo resultado es una tinta que pueden utilizar quienes deseen invertir tiempo y esfuerzo en el proyecto. Se describe a continuación:
Negro de Humo El negro de humo se utiliza tanto en las fórmulas anteriores como en las que aparecen a continuación. Se obtiene utilizando velas. Si usted está fabricando tinta con el fin de satisfacer sus necesidades mágicas de carácter general, utilice una vela blanca. Si la quiere usar para unos objetivos específicos, las velas han de ser de color. Por ejemplo, si fabrica una tinta para el dinero, use una vela verde; para el amor, un cirio rosa (consulte el Apéndice 1: Colores).
Encienda una vela del color adecuado y coloque la parte inferior de la paleta de la cuchara sobre la llama, muy cerca de la mecha. Si la deja ahí durante 30 ó 45 segundos, la llama habrá cubierto la cuchara de una capa negra. Retire la cuchara de la llama y colóquela sobre un pequeño cuenco. A continuación, raspe cuidadosamente el negro de humo y colóquelo en el recipiente. Para ello puede utilizar un pequeño trozo de cartón.
Asegúrese que el negro de humo realmente cae dentro del recipiente. Es más ligero que el aire y podría volar sobre la mesa o alfombra si no lo observa con cuidado.
Repita esta operación de treinta a setenta veces (tardará entre treinta minutos y una hora) hasta haber obtenido una cantidad adecuada de hollín negro y fino. Si está fabricando una tinta para un objetivo mágico determinado, habrá de visualizarlo constantemente mientras va acumulando el negro de humo.
Para entonces tendrá las manos sucias y es de esperar que el mango de la cuchara no esté demasiado caliente.
Si por algún motivo decide fabricar la Tinta Mágicas #2, habrá de obtener el hollín quemando Olíbano y Mirra).
A continuación, haga la siguiente receta. En esta receta no se indican las cantidades porque resulta difícil (si no imposible) medir la cantidad de negro del humo. Sin embargo, he de advertirle que a no ser que dedique cierto tiempo a acumular negro de humo, la cantidad de tinta obtenida será muy reducida.
TINTA MÁGICA #3
— Negro de Humo
— Agua Destilada
— Goma Arábiga
Eche el agua destilada tibia o caliente en el recipiente del negro de humo, gota a gota. Pare cuando crea que es suficiente. Mezcle el hollín y el agua con un dedo hasta que el hollín se haya disuelto totalmente y el agua esté de color de la tinta negra. No es fácil, pues el negro de humo tiende a flotar sobre el agua.
Si añade demasiada agua (si el agua tiene un color gris apagado), añada más negra de humo hasta lograr una tonalidad intensa.
Añada una pequeña cantidad de Goma Arábiga triturada y mézclela con el dedo (o con una cuchara si va a hacer mucha cantidad) hasta que la goma se haya disuelto en el líquido templado. La mezcla ha de ser tan densa como la tinta que se vende en los comercios. Examine la tinta primero para determinar la densidad correcta.
Resulta difícil calcular las proporciones adecuadas de negro de humo, agua y Goma Arábiga, pero si sigue estas instrucciones podrá fabricar una tinta mágica utilizable al primer intento. Una vez mezclada, échela en una botella y lávese las manos. Será necesario.
Tintas Mágicas Sencillas La primera edición de este libro contenía muchas de estas recetas. Pruebe unas cuantas si lo desea. Si el líquido es demasiado fino para que se pueda escribir con él, añada un poco de Goma Arábiga.
TINTA MÁGICA #4
Con extracto de Azafrán se elabora una tinta mágica estupenda, pero el precio es exorbitante.
TINTA MÁGICA #5
Las uvas de América machacadas producen una tinta morada. En realidad, uno de los nombres que tiene esta planta en inglés es “inkberry” que significa baya de la tinta. La semilla es venenosa, así que como de costumbre, mantenga esta tinta lejos de la boca.
TINTA MÁGICA #6
El jugo de remolacha es una tinta rojiza. Añada goma arábiga para que espese si es necesario.
TINTA MÁGICA #7
Pruebe a fabricar tinta con la Zarzamora, la “boysenberry” y el jugo de Uva.
TINTA MÁGICA #8
Es fácil hacer tinta “invisible”, como cualquier Boy Scout sabe. Se usa leche, jugo de limón y otras sustancias, y se utiliza una plumilla limpia y un papel blanco. Son tintas útiles en muchos tipos de hechizos; use su imaginación. Para que la caligrafía invisible aparezca coloque con cuidado el papel sobre la llama de una vela (caliente el papel sin quemarlo), hasta que aparezca la caligrafía.
Este es un ejemplo de cómo se utilizan tintas invisibles en las ceremonias: Escriba o dibuje una imagen de su objetivo mágico con tinta invisible. Hágalo con su poder y visualice al mismo tiempo. Cuando se haya secado, mire fijamente el papel y verá... nada. Esto representa su vida sin esa necesidad. A continuación, aproxímelo a la llama de una vela, y mientras la imagen va apareciendo lentamente, envía energía a su interior sabiendo que la necesidad se manifestará también en su vida.
Utilización de las Tintas Mágicas Es muy sencillo. Aquí están unas cuantas ideas:
• Escriba cuál es su objetivo mágico o dibuje una imagen del mismo en un papel del color adecuado. Visualice cómo la energía hace que las letras resplandezcan según las va escribiendo, o cómo reluce la imagen cargada de poder.
• Unte el papel con los aceites que armonicen con su necesidad y quémelo hasta que quede en cenizas. Mientras arde verá cómo la energía que ha comunicado al papel fluye para manifestar su deseo.
• Invente un instrumento sencillo para la adivinación: de noche, queme un incienso inductor del psiquismo. Vierta varias gotas de tinta negra en un recipiente pequeño y redondo lleno con agua. Cuando el agua se oscurezca, apague la luz, encienda una vela amarilla o blanca y mire fijamente el agua. Relaje su mente consciente, y deje que entre en contacto con su mente psíquica. Muéstrese dispuesto a recibir información sobre posibles hechos futuros.

NOTA: Algunos hechizos antiguos exigen que la tinta llegue hasta el interior del cuerpo. Ello supone dibujar una imagen en un papel, disolverlo en agua y beberse el líquido de un trago. La mayoría de las tintas comerciales son venenosas (al igual que muchas de fabricación casera) así que ¡no beba ni coma tinta! Tenga presente los conocimientos del mundo actual a la hora de celebrar este tipo de ritos.

ESCRIBE TU CONSULTA GRATIS